lunes, 17 de noviembre de 2008

NOCHE EN EL PUEBLO


NOCHE EN EL PUEBLO

La soledad de mi mismo
gritando esta en el relente
preguntas de mil colores
y miedos de largo aceite.
Helada de punta fina
pone de blanco lo verde
y hay frios llenos de acero
y de cristales que muerden.
La noche huele a tomillo
de hogueras roto su vientre,
chispas en silencio oscuro
volando van a las mieses.
El pueblo con sus cubismos
parece blanco de nieve
y cambia sus mil esquinas
con mil sombras de paredes.
Los limites de mi carne
sueñan temblores y muertes
cuando atraviesan la noche
las sombras de unos cipreses,
Lejanos montes cerrados
entre la niebla se duermen
y, a la larga, por las calles
la luna tira paredes.

No hay comentarios: