miércoles, 29 de octubre de 2008

todavia no es la muerte




TODAVIA NO ES LA MUERTE

Te beso, madre tierra, te beso por no escupirte,
porque eres madre de los zapatos ambiguos y los arroyos turbios.
Quiero embarcarme hasta volverme loco
por la catarata verde de tu cabellera.
Nadie vendrá, nadie,
a ver tus ojos vueltos pierna de caballo
sobre mis esponjas,
sobre mis pies ya hechos
cemento hechos sueños hechos años
en la primeva vuelta de aquella esquina sin sombra.

No me pregunteis el nombre de las alcantarillas.
Un sapo no es un ruido de violin ni
una musica de lagarto disecado
con la luz azul que va a nacer antes del parto de las avenidas.

El silencio del talco dormita sobre
el misterio de los secantes desangrados.
Ya sin ganas me voy no iré
nunca nunca.

Todo es muy triste, amigo. Te digo yo que es
muy triste,
este vuelo de los pajaros sin sombra
y la herida que nace en los hombres de los insectos.

Todo es muy triste, muy triste
menos ese beso que intento dar a la tierra,
que será alegre de un solo golpe
cuando el viento cierre la ventana de mi cuarto.

jose luis hidalgo

No hay comentarios: